Un agricultor encontró armadillos prehistóricos del tamaño de un automóvil

Desde tierras argentas nos llega un descubrimiento realmente sorprendente. Se trata de cuatro fósiles de enormes dinosaurios conocidos como Glyptodon.

Estos ancestros de los armadillos vivían en Argentina, concretamente en Vallimanca, una locación conocida como el ‘canal del arroyo’ en donde Juan de Dios Sota suele pastar sus vacas.

Un día como cualquier otro, este maestro evidenció montículos del tamaño de automóviles que parecían muy duros para ser tierra. Tras cavar levemente, descubrió eran caparazones gigantes e inmediatamente se comunicó con el Instituto de Investigaciones Arqueológicas y Paleontológicas del Cuaternario de Pampa, también conocido como Incaupa-Conicet.

Los arquéolos expertos examinaron los fósiles, y no tardaron en confirmar que eran cuatro gliptodontes que murieron juntos. Estos dinosaurios surcaban las tierras de Latinoamérica hace 20 millones de años atrás, eran herbívoros y se cree que se extinguieron a manos del humano.

Eso sí, este cuarteto en especial, no son víctimas de los seres humanos; sino de los ‘pájaros del terror’, una familia de aves carnívoras que habitaron durante casi todo el Cenozoico.

Vía Incaupa-Conicet 
Facebooktwitteryoutube