Apple acepta pagar indemnización de 500 millones de dólares por hacer que iPhones se vuelvan lentos intencionalmente

A finales del 2017 e inicios del 2018, se registraron unas 66 demandas colectivas en contra de Apple acusando a la compañía de ralentizar de manera deliberada el rendimiento de equipos iPhone cuando la batería llegaba a un nivel de degradación, todo esto sin previo conocimiento o consentimiento del usuario final. El escándalo fue revelado por Geekbench que descubrió que los iPhone 6, 6s, SE y 7 se volvían más lentos si contaban con una batería con muchos ciclos de carga detrás.   

Desde entonces los chicos de Cupertino han entrado en una batalla legal con los afectados de la cual, finalmente, ha cedido acordando pagar entre 310 y 500 millones de dólares como compensación por las demandas colectivas presentadas en la corte de California, según el portal Bloomberg. Apple fue acusada de ralentizar la velocidad de los teléfonos a conciencia, con su sistema de gestión dinámica de batería en iOS 10.2.1 en adelante, con la excusa de ‘pensar en el bienestar de los usuarios’ evitando que hubieran reinicios o apagones de manera aleatoria debido a una supuesta degradación de batería.  

La acusación es grave teniendo en cuenta que la compañía de Cupertino no comunicó esta decisión a sus usuarios a tiempo, teniendo que ser revelada primero por un tercero. Se estableció que cada usuario afectado por esto recibirá el monto de 25 dólares por cada iPhone que tengan en su posesión, sin embargo, algunos apelarán por bonos de 1500 a 3000 dólares.  

El acuerdo engloba los modelos de iPhone ya mencionados que hayan utilizado iOS 10.2.1, 11.2 o posterior antes del 21 de diciembre del 2017. El tribunal de California tendrá la última palabra para hacer efectiva esta medida, analizando el número de reclamos aprobados y la compensación de cada uno. La máxima cantidad que Apple podrá pagar serán 500 millones de dólares, un monto bastante elevado. 

Fuente: Hipertextual

Facebooktwitteryoutube