Bromista telefónico fue sentenciado a 20 años de cárcel por falsas alarmas a la policía

Tyler Barriss, mejor conocido en internet como ‘SWAuTistic‘, fue sentenciado a 20 años en prisión por realizar más de cien falsas alarmas a la policía. Este hecho se proclama como uno de los más exagerados en el ‘swatting‘.

Por si no conoces este término; se trata de una llamada a la policía para generar alarmas falsas. En su mayoría, son realizadas por ‘bromistas telefónicos‘ que aseguran tener enemigos fuertemente armados en casa, pero no son más que enemigos virtuales.

Sí, pues según estas personas, es gracioso afirmar que están en un peligro real cuando solo se encuentran jugando a Call of Duty. Y lo peor del caso es que este tipo no es el único en estas prácticas, existen miles de “seguidores” que ríen con su “hazaña”, y otras decenas de personas que también las realizan. Después de todo, el término ‘swatting’ ya forma parte de la cultura popular en Estados Unidos; en donde armas letales pueden comprarse como si fueran dulces a la vuelta de la esquina.

El problema que estalló la vida de Tyler Barriss fue que al realizar una de estas llamadas donde aseguraba estar ante un ejercito armado, Andrew Finch falleció en manos de la policía. Él no era más que un padre de dos muchachos que se encontraba en su hogar al percibir la llegada de una flota de policías. Poco después, los agentes de seguridad abrieron fuego asesinando a Finch en cuestión de minutos.

Barriss, después de enterarse de lo sucedido, comentó en Twitter que “no ha sido su intención asesinar a nadie”, pues él no cuenta con ninguna arma en su haber.

Después de la investigación respectiva, la policía detalló que Barriss ha realizado llamadas de este tipo a más de 16 ciudades de Estados Unidos y Canadá. Además, Casey Viner y Shane Gaskill; amigos de Barriss, también afrontarán cargos por brindarle la dirección de Andrew Finch para que Barriss realice la llamada.

La policía asegura que este tipo estará tras las rejas en las próximas semanas, y aunque le propusieron apoyar a la investigación y pedir las respectivas disculpas que no servirán para nada; Barriss se ha negado a comentar al respecto. Es más, hasta bromea en Twitter sobre su sentencia:

Vía TechCrunch

Facebooktwitteryoutube