Directivo de Neuralink, empresa de Elon Musk, propone crear un ‘Jurassic Park’ en la vida real

No es novedad que Elon Musk, de vez en cuando, suelta o publica comentarios que generan cierta controversia o polémica. No obstante, esta vez no ha sido él; si no, un miembro de una de sus compañías, quien, de cierta forma, propuso crear una especie de ‘Jurassic Park’.

Vía Twitter, Max Hodak, presidente de Neuralink, cuestionó por qué es que la ciencia no ha intentado formar nuevas especies con mecanismos genéticos. Esto, luego de hacer alusión a la famosa película ‘Jurassic Park’.

“Posiblemente podríamos construir ‘Jurassic Park’ si lo quisiéramos. Genéticamente, no serían auténticos dinosaurios, pero bueno. Quizá 15 años de crianza + ingeniería nos darían especies súper exóticas inéditas”.

“La biodiversidad (antifragilidad) es, en definitiva, valiosa y la conservación es importante y tiene sentido. Pero ¿Por qué nos detenemos ahí? ¿Por qué no intentamos, con mayor intención, crear nueva diversidad?”.

Evidentemente, cientos de usuarios respondieron, de manera inmediata, a ambos tweet; generando cierta controversia. Por su parte, si bien usó a ‘Jurassic Park’ como referencia, el directivo de Neuralink proponía destinar recursos a las técnicas de desextinción.

¿Qué es la desextinción?

La desextición es, básicamente, engendrar o revivir a una especie que se encontraba extinta. Hasta el momento, existen tres distintas técnicas para llevarla a cabo; sin embargo, pese a su viabilidad, han concluido en pobres resultados.

La primera fue probada a finales del siglo XX por Heinz y Lutz Heck, dos ganaderos y biólogos alemanes. Lo que hicieron fue cruzar diferentes razas de ganado bovino hasta, eventualmente, conseguir un animal con las características del uro euroasiático.

La segunda técnica es la famosa clonación. Usada en 2003 para clonar a un bucardo (subespecie de cabra montés), la prueba dio resultados y, al instante, fracasó. Resulta que la cabra, conocida como Celia, murió minutos después de nacer.

Finalmente, la tercera técnica es la inhibición genética. Esta, consiste en crear híbridos de dinosaurios modificando, genéticamente, huevos de aves. Si bien este método sea similar a lo propuesto en la película susodicha, aún no ha sido probado en la realidad.

Aunque suene como un gran avance para la ciencia, la desextinción tiene fuertes críticas desde puntos de vista éticos, medioambientales y técnicos. Todas estas son, según Hodak, nimiedades ante la posibilidad de crear nuevas especies.

Fuente: Digital Trends