Este acuario virtual es un scanner facial para la seguridad en los aeropuertos

Los controles de seguridad en los aeropuertos son una de las razones por la que a muchos nos estresa viajar; hacer largas filas para pasar por detectores de metales y ser revisados de forma exhaustiva es un proceso más que incómodo. Es debido a esta incomodidad que son cada vez más los pasajeros que se rehúsan a colaborar de buen gana con los agentes de seguridad. Ahora, para mejorar esta situación, las autoridades del Aeropuerto Internacional de Dubai están poniendo a prueba un nuevo sistema de seguridad: un acuario virtual con reconocimiento facial.

Este singular sistema está compuesto por un túnel de pantallas LED de aproximadamente 8 metros de largo; muy similar a los acuarios submarinos de algunos parques acuáticos. Escondidas detrás de estas pantallas se encuentran 80 cámaras conectadas a un sistema de reconocimiento facial que capturan y comparan los rostros de los pasajeros con los de una base de datos, además de brindar información detallada a inspectores entrenados en lenguaje corporal; esto con el objetivo de detectar actitudes sospechosas e identificar a personas que puedan ser buscadas por la ley.

aeropuerto seguridad

¿Y por qué las pantallas LED? En estas pantallas se proyectan imágenes de paisajes, acuarios y otras animaciones que los pasajeros opten por mirar fijamente de forma voluntaria al pasar por el túnel, más o menos como un pequeño show. Esto facilitaría la lectura facial de las cámaras y eliminaría engorrosos e invasivos registros de seguridad a futuro.

El concepto de este “túnel acuario de seguridad” está siendo probado en Emiratos Árabes y podría instaurarse en ese país a partir del próximo año. También se espera poder mejorar la tecnología de los sensores del túnel para implementar la lectura de iris y la detección de explosivos.

Y sí, estamos seguros que esta nota te trajo a la mente la famosa escena de la máquina de rayos X de “El Vengador del Futuro” de 1990. Ya nos falta poco para estar a ese nivel.




Vía The Verge 

 

Facebooktwitteryoutube