Este brazalete inflable puede salvar tu vida en el mar o en tu piscina

Éste es un invento perfecto para quienes van a la playa o se meten un chapuzón en la piscina de cuando en cuando. Kingii es un brazalete que lleva dentro un flotador similar al de los chalecos salvavidas de los aviones. En caso de un calambre o asfixia, el nadador jala una palanca; ésta activa un pequeño balón de CO2 que infla el flotador instantáneamente, llevando al usuario a la superficie.

El flotador se mantiene inflado por 48 horas y es reutilizable; sólo hay que reemplazar el balón de CO2 por uno cargado. Además Kingii es ideal para niños y personas que nadan solas o sin supervisión. Está a la venta online por unos 70 dólares.

https://www.youtube.com/watch?v=gGGX6o_SiQE

Vía Bored Panda

Facebooktwitteryoutube