(ACTUALIZACIÓN) Huawei pone en venta su negocio de cables de fibra óptica submarino según reportes

ACTUALIZACIÓN 03/06: Ante esta noticia la oficina representante de Huawei informa:  

Huawei desmiente esta información. Nuestros niveles de producción global son normales, sin ajuste alguno en cualquier dirección. 

NOTICIA ORIGINAL 03/06: El veto a Huawei impuesto por Donald Trump sigue dando consecuencias inesperadas. Según diferentes reportes, la compañía china acaba de cesar la producción de nuevos teléfonos móviles a lo largo de varias líneas de fabricación en la cual incluye a su principal proveedor de componentes electrónicos Foxconn. A esta preocupante noticia se suma otros reportes los cuales indican que Huawei acaba de poner a la venta todo su negocio relacionado a cableado de fibra óptica submarino.

De acuerdo al portal South China Morning Post, Foxconn, el principal productor y ensamblador de la gran mayoría de smartphones en el mundo, “Ha detenido varias líneas de producción para teléfonos Huawei en los últimos días, ya que la compañía se Shenzhen redujo los pedidos de nuevos teléfonos”. Esto se puede tomar como respuesta directa al veto de Donald Trump y la pérdida de servicios importantes para la fabricación de teléfonos. Se informa que la compañía china había contratado nuevo staff para ayudar a cubrir las expectativas de ventas de este año, esto parece haber cambiado radicalmente dado la situación actual.

A su vez, se reporta que Huawei planea vender su negocio de cableado submarino mientras sigue asimilando las implicaciones de su prohibición en Estados Unidos. Reuters informa que, Hengtong  Optic-Electric Co Ltd ha llenado una solicitud a la bolsa de valores de Shangai, la cual hace referencia a la compra del 51% de las acciones de Huawei Marine Systems. Esta empresa fue formada junto a la firma británica Global Marine en el 2008, pero en el 2018 la empresa china tomó el control total del negocio. El cableado submarino de fibra óptica de Huawei tenía más de 50,000KM de cable en alrededor de 90 proyectos.  

Estas noticias ocurren mientras que china anuncia que creará su propia “lista negra” de empresas estadounidenses. La situación parece complicarse aún más.

Fuente The Verge

Facebooktwitteryoutube