Japón: La solución de los ancianos que no quieren dejar de trabajar es utilizar exoesqueletos

Japón es sin duda uno de los países más avanzados en tecnología, esto a pesar de que el 26% de su población supera los 65 años.

Al llegar a esta edad, lo más lógico es buscar jubilarse para recibir el merecido descanso. Sin embargo, las tradiciones japonesas impulsan a los ancianos a seguir trabajando aún así superen con creces esta cifra.

Es más, considerando que la gran mayoría de labores son de agricultura, el daño que puede causar en su cuerpo se incrementa considerablemente. Aún así, recios a sus creencias, los ancianos continúan laborando diariamente.

Y aquí entra a tallar una tecnología que promete ser la solución definitiva, aunque más le queda el título de ‘ayuda merecida’; pues se trata de exoesqueletos que facilitan la tarea de cargar pesos, caminar o simplemente recostarse.

Gracias a esta máquina que refuerza los músculos, los ancianos no necesitarán hacer tanta fuerza para su labor; ya que el mecanismo que funciona con aire a presión se encargará de ello. Esta tecnología de verdad es un alivio para el cuerpo, pues permite levantar hasta 25 Kg.

Eso sí, esta problemática tiene un trasfondo económico-social, claramente. E incluso el Gobierno Japonés planea subir la edad de jubilación hasta los 70 años. Además, los exoesqueletos no son nada baratos, pues el modelo básico cuesta 1200$.

Vía Innophys
Facebooktwitteryoutube