KFC: En China, el restaurante realiza sus ventas en carros autónomos

Actualmente, debido a la pandemia, no es extraño que las personas quieran evitar, a toda costa, el contacto humano. Por esta razón, optan por entregas a domicilios cuando se trata de productos y, en especial, de alimentos. Así, Kentucky Fried Chicken, optó por sacar a las calles unos pequeños vehículos autónomos que para vender sin riesgo de contagio.

¿Cómo funcionan?

Quien desee comprar, tan solo tendrá que seleccionar su orden en una pantalla y realizar el pago con un código QR. Luego de estos sencillos pasos, el pedido se retira a través de una pequeña puerta.

La idea se hizo posible gracias a una asociación entre Neolix, una empresa china especializada en este tipo de vehículos, y Yum Brands.

Según Bloomberg, diversas empresas chinas habrían hecho reservas para 200 de estos vehículos. Se estima que Neolix entregará, aproximadamente, 1,000 de estos carritos antes de finalizar el año.

Fuente: DigitalTrends

 

Facebooktwitteryoutube