La polémica más intensa de Facebook benefició a Donald Trump y Brexit

Este es uno de los temas más sonados este fin de semana en todo el mundo, y no es para menos. Sucede que The New York Times y The Guardian, publicaron unos datos provenientes de Christopher Wylie, un ex-trabajador de Cambridge Analytica.

El informe evidencia que tal consultora publicitaria, consiguió unos algoritmos muy poderosos a lo largo de toda su carrera. Y gracias a eso, podían mostrar publicidad realmente específica en Facebook.

¿Cómo lo consiguieron?

Todo comenzó cuando Aleksandr Koga, psicólogo en la Universidad de Cambridge, consiguió un permiso de Facebook para pedir datos personales a sus usuarios. Seguramente impulsado por armar un plan para analizar la personalidad de sus clientes. Quien estaba interesado de brindar sus datos, solo debía rellenar un pequeño cuestionario para que al terminalo, reciba aproximadamente 27$.

De esta manera, Cambridge Analytica invirtió 800.000$ que se reflejaron en cerca de 270.000 personas reclutadas. De las cuales, la empresa ahora conocía sus gustos, religión, identidad, localización, y varias cosas más disponibles en la red social.

Pero la sorpresa no termina acá. Resulta que cuando todo este tema se realizaba (2014), Facebook permitía enviar los datos personales de tus contactos, a terceras personas. Claro, solo si es que tal usuario no había ‘privatizado‘ sus cosas. Y gracias a este increíble fallo, la cifra de personas reclutadas ascendió hasta 50 millones. Una cantidad totalmente sorprendente pues básicamente, Cambridge Analytica sabía toda la vida de estas personas.

Este ‘fallo’ de envío de datos fue solucionado un año depués, en 2015. En ese entonces; Paul Grewal, viceprecidente de Facebook, aseguró que Koga había mentido y violado las políticas de la plataforma. Subitamente, el psicólogo fue baneado de la red social azuleja.

Ahora, la polémica creció en demasía puesto que Cambridge Analytica trabajó para la campaña de Donald Trump en 2014 y la campaña promotora del Brexit en 2016. Dos de las opciones democráticas más imporantes del planeta y por lo cual, se debía tener un mínimo de equiedad en todo campo. Pero con la confirmación de la obteción de toda esta base de datos, los ojos de fuego se dirigien para Facebook. Quienes en ese entonces (y hasta ahora) aseguran que todo proceso y herramienta en su página, es legal.

Tanto Estados Unidos como Reino Unido, ya iniciaron las investigaciones respectivas del caso. En esta semana distintos ejecutivos de Facebook pasarán por las salas de la justicia para declarar sobre esta polémica.

DaTEC: Desde que el mundo se enteró sobre este caso, las acciones de Facebook han ido decayendo. La cifra más dolorosa fue -6.11% en comparación con el día anterior.

Vía Genbeta

Facebooktwitteryoutube