Los creadores de Fortnite son acusados de explotación laboral de sus desarrolladores 

No hay ninguna duda que Fortnite es un fenómeno mundial que mueve cantidades absurdas de dinero cada mes. El juego de Epic Games cambió la forma de consumir videojuegos modernos al introducir el formato “Live Service, en el cual se provee de contenido de manera constante para mantenerse siempre fresco y no aburrir a sus usuarios. Según muchos especialistas este es uno de los pilares del éxito de Fortnite; sin embargo, esto puede haber menguado en la calidad de trabajo de sus empleados.  

Esto fue revelado en un extenso reportaje del portal Polygon el cual informa de las abusivas jornadas laborales que sufren los empleados que trabajan en el famoso Battle Royale. Se habla de jornadas de hasta 100 horas de trabajo a la semana y un ambiente tóxico.  

Este término es conocido en la industria como “Crunch” el cual significa trabajar horas extra sin un control o consideración de los trabajadores para poder terminar un proyecto.  Uno de los trabajadores anónimos comenta: “El problema es que el juego se actualiza todo el tiempo. Los directivos se concentran en mantener a Fortnite popular durante el mayor tiempo posible, ahora más que nunca con toda la competencia que empieza a surgir.” 

Los empleados que cuentan con un contrato de trabajo temporal acusan a Epic Games de tener un ambiente laboral tóxico. Básicamente, tienen miedo de ser despedidos o no renovar su contrato si no colaboran a trabajar horas extra El sistema de soporte técnico informa que no se da abasto de los miles de tickets de ayuda que reciben. Los fallos tienen que arreglarse de manera inmediata lo que no da tiempo para pruebas.  

El sorpresivo éxito de Fortnite puede haber sorprendido a Epic Games, el cual no supo cómo adaptarse a la exigencia de sus 250 millones de usuarios. Se informa que de 50 a 100 personas trabajan 70 horas a la semana, en promedio.   

Epic Games respondió a estas acusaciones admitiendo la existencia de jornadas de trabajo extensas y señaló que la situación de empleados trabajando 100 horas a la semana es en casos aislados. El tiempo de trabajo adicional a la semana es de menos de cinco horas y que hacer algo más de eso sería opcional.  

El reportaje acaba con estas palabras: “Está matando gente. Algo tiene que cambiar. No puedo ver cómo podemos seguir así durante un año más. Al principio, estaba bien, porque Fortnite fue un gran éxito y eso se sintió bien. Estábamos resolviendo problemas que eran nuevos para Epic: cómo ejecutar un gran juego global como un servicio en línea. Pero ahora la carga de trabajo es infinita “. 

Fuente: Polygon