Microsoft declara oficialmente muerta a Kinect

Kinect ha muerto. Y no, no es un decir ni una exageración para ganar clics. En una entrevista con el medio Co.Design, Alex Kipman, creador de Kinect, y Matthew Lapsen, gerente General de la División de accesorios de Xbox, declararon que la cámara Kinect para Xbox One ha dejado de producirse oficialmente y sólo se mantendrá en venta hasta agotar el stock existente.

Kinect comenzó en 2010 como un exitoso proyecto de control de movimiento que vendió más de un millón de unidades en su primera semana de ventas en la consola de videojuegos Xbox 360. La premisa fue “Tú eres el control”, ya que el usuario no necesitaba de controles especiales para interactuar con los juegos e interfaces, cómo sí sucedía con sus competidores PlayStation Move y la popular Nintendo Wii.




Con la llegada de la actual generación de consolas, Microsoft apostó por una nueva versión mejorada de Kinect en su consola Xbox One. Pero los resultados no fueron los mismos. Desde el develamiento oficial de la consola se oyeron las quejas de los consumidores por la decisión de Microsoft de hacer obligatorio el uso de Kinect para poder usar la Xbox One; decisión que además elevó el precio inicial de la XOne a 500 dólares; 100 dólares más que su competidora directa, la PlayStation 4. Esto más el énfasis en vender a la Xbox One como un centro de entretenimiento controlado por sensores de movimiento antes que como una consola de videojuegos, terminaron por dañar la imagen de la Xbox One y particularmente de Kinect.

Meses después del lanzamiento de Xbox One, Microsoft dio marcha atrás a sus planes, retirando la cámara Kinect de sus packs de ventas y haciéndola opcional. Es más, el actual modelo estándar de Xbox One, la Xbox One S, no incluye una conexión para Kinect.

kinect muerto

Al final del día, Kinect resultó ser sólo parte de la moda de los controles de movimiento. Y como toda moda, ésta tuvo su momento, pero ya pasó. Títulos como Dance Central y Fruit Ninja fueron el furor del gamer ocasional, pero las tendencias cambian y Kinect no asumió bien esos cambios. Como consuelo queda mencionar que algunas de sus opciones como la interacción con voz que Kinect ayudó a popularizar, hoy se encuentran en otras aplicaciones como Cortana, de la misma Microsoft. Las unidades vendidas -a consumidores y desarrolladores- seguirán recibiendo actualizaciones y soporte por un tiempo no determinado.

Vía Co.Design