Mira cómo este gigantesco pulpo metálico convierte a un barco abandonado en un arrecife de coral artificial

Alguna vez te has preguntado “¿qué se hace con los barcos que ya no sirven?”. La mayoría de buques y barcos antiguos son canibalizados y sus restos reciclados, pero muchos otros son hundidos intencionalmente o anclados en cementerios de barcos. El caso que te presentamos a continuación es el del Kodiak Queen, un buque bomba de combustible de la Segunda Guerra Mundial que fue hallado por el fotógrafo inglés Owen Buggy en la isla de Tórtola. Buggy vió en esto la oportunidad de un proyecto eco-ambiental y artístico, así que se contactó con Sir Richard Branson, el magnate de la multinacional Virgin, para proponerle convertir al Kodiak Queen en una obra de arte ecológico.

arrecife pulpo

Así, y con la ayuda de la productora Secret Samurai y varias entidades sin fines de lucro, en abril de este año crearon este gigantesco pulpo metálico de más de 24 metros de largo que cubre casi toda la cubierta del Kodiak Queen. Este “Kraken” está hecho de acero y de una delgada malla porosa biodegradable. Luego de meses de construcción, el buque fue hundido cerca a las Islas Vírgenes Británicas y con el pasar de los años ayudará a la formación de un arrecife de coral artificial que servirá de hogar a esponjas marinas, tortugas y tiburones.

El proyecto, hoy llamado YoKo B.V.I. Art Reef, podrá ser visitado por científicos, estudiantes y biólogos marinos. Por el momento, Buggy se encuentra produciendo un documental sobre el descubrimiento del Kodiak Queen y la creación del B.V.I Art Reef; éste estrenará el próximo mes. Aquí puedes ver un adelanto.

arrecife pulpo

arrecife pulpo

arrecife pulpo

Vía Colossal