NASA realiza pruebas para la búsqueda de vida en Marte en el desierto de Atacama

El nuevo estudio publicado hoy en Frontiers in Microbiology describe una misión de prueba en el desierto de Atacama, uno de los lugares más inhóspitos del planeta, que podría reflejar una futura misión a Marte.

Usando el desierto de Atacama en Chile como sustituto de Marte, investigadores de la NASA han mostrado que es posible usar un rover autónomo equipado con un taladro para encontrar vida bajo las superficies desoladas. La prueba resultó en el descubrimiento de un tipo de microorganismo resistente, el mismo tipo de criatura que se cree podría morar bajo la superficie marciana.

El experimental rover con taladro, diseñado por el Instituto de Robótica Carnegie Mellon y financiado por NASA, consiguió recuperar satisfactoriamente microorganismos bajo la superficie, específicamente un tipo de bacteria duro y resistente a la sal, dándole a la comunidad científica razones para impulsar una misión en busca de vida en Marte. Sin embargo, también ha demostrado que dicha tarea no será ni económica ni sencilla.

Según Stephen Pointing, uno de los investigadores en la universidad Yale-NUS en Singapur y el principal autor del nuevo estudio, bajo la árida y estéril superficie de Marte las rocas y sedimento proveen suficiente cobijo como como para crear un hábitat donde la existencia de vida sea posible.

Pointing explicó en una entrevista que, a pesar que ningún lugar en la Tierra posee una superficie como a la de Marte, el suelo bajo el desierto de Atacama es un sustituto decente.

Sin embargo, el éxito del estudio ha terminado por resaltar nuevos problemas en la búsqueda de vida en otros planetas.

Uno de estos problemas sería que las bacterias encontradas bajo la superficie estaban ubicadas en zonas aparentemente aleatorias, en lugar de estar distribuidas de manera uniforme a lo largo de la superficie del desierto.

Pointing señaló que esto se debe a “la falta de agua, los escasos nutrientes y la geoquímica del suelo,” agregando que, con respecto a la búsqueda de vida en Marte, “podríamos estarnos enfrentando al mayor problema de ‘encontrar una aguja en un pajar’.”

Otro problema, es el hecho que las muestras de sedimentos fueron revisadas en un laboratorio, en lugar de por el equipamiento del rover. Pointing admitió que esto será un gran obstáculo en la planeación de futuras misiones a Marte.

“Para un rover en Marte, detectar señales de vida de manera inequívoca es un desafío,” dijo Pointing. “El método de secuencia del ADN que usamos aquí en la Tierra es genial, pero actualmente es demasiado complejo como para realizarlo con certeza en Marte.”

Y, finalmente, quizá la más desalentadora de todas las dificultades sea el costo demandar una misión así a Marte. NASA y ESA (European Space Agency) planean enviar rovers a Marte en los próximos años, pero todavía no es claro si alguna de estas dos agencias cuenta con la capacidad tecnológica o económica para organizar una misión capaz de regresar a la Tierra con muestras de rocas y suelo marciano.

Cómo Space News reportó esta semana, es poco probable que NASA sea capaz de traer muestras de Marte en la década del 2020, principalmente debido al costo. Pointing admitió que el financiar una misión de regreso podría costar cientos de millones de dólares.

“Sin embargo,” Agregó. “la investigación podría ayudarnos a responder una de las más grandes preguntas que podríamos hacernos. ¿Es la Tierra el único planeta con vida?

Y tú, ¿crees que seremos capaces de encontrar vida en Marte?

Fuente: Frontiers in Microbiology

Facebooktwitteryoutube
También podría gustarte
Comentarios
Cargando...