Pierna robótica con Inteligencia Artificial podría ser el futuro de las prótesis

Normalmente, los pacientes que reciben extremidades robóticas no pueden comenzar a utilizarlas en el momento.

Lo común es que se requieran horas de ajustes manuales para que la prótesis mecánica se acostumbre a los movimientos particulares del usuario.

Sin embargo, gracias a un grupo de investigadores, este tiempo podría ser reducido a tan sólo 10 minutos.

Haciendo uso de un algoritmo de ensayo y error, la Inteligencia Artificial es capaz de ajustar una rodilla mecánica para permitir caminar en suelo plano.

Claro que, al ser un prototipo, esta tecnología aún presenta sus propios problemas.

Entrenar un sistema que está conectado físicamente a un ser humano puede ser algo complicado.

Mientras que la IA puede tomarse el tiempo que necesite para dominar un campo nuevo, los pacientes sólo cuentan con 15 a 20 minutos antes de tener que detenerse.

Además, los científicos todavía necesitan comprobar que el sistema funcione en pendientes, escaleras, y terreno irregular.

Aun así, esta aplicación de Inteligencia Artificial sigue siendo un gran avance en el campo de las prótesis.

Los pacientes podrían pasar menos tiempo en las clínicas, y más disfrutando de la vida.

Y si alguna vez se desarrollara una versión inalámbrica, los usuarios no tendrían que regresar a los laboratorios para recibir ajustes.

Simplemente podrían realizarlos ellos mismos cuando les sea conveniente, y luego continuar con su día.

Y tú, ¿qué opinas?

Fuente: IEEE Xplore
Facebooktwitteryoutube