Streamer lleva más de 100 horas en directo y el tiempo aumenta cada vez que le donan dinero

El mundo del streaming es algo particular. Gracias a él, muchas personas han conseguido hacer, fácilmente, grandes sumas de dinero; mientras que otras, con tanto esfuerzo, no llegan a mucho. En este caso, tenemos a Ludwig Ahgren, una figura conocida de Twitch que lleva transmitiendo en vivo por más de 100 horas seguidas y contando, siempre y cuando las donaciones continúen.

El mecanismo del streamer es sencillo: hay una cuenta regresiva que, cuando llegue a su fin, el stream terminará. No obstante, cada vez que alguien se suscribe al canal, al reloj se le suman otros 10 segundos.

El domingo en la noche, cuando se fue a dormir por primera vez dentro del directo, el reloj mostraba 18 horas restantes. Al amanecer, el número que marcaba era 27. Desde entonces, los suscriptores no han dejado de llegar; haciendo que la cifra crezca y, por consiguiente, su tiempo de transmisión.

En estos momentos, su stream, que lleva más de 100 horas, supera los 60 mil espectadores. En ella, podemos ver el cuadro del contador, el cual muestra que aún le queda un mínimo de 60 horas de transmisión; es decir, más de dos días.

Por su parte, el streamer ha afirmado que esto “es divertido”. Más allá de solo dormir, se dedica también a cocinar y comentar películas y videojuegos con sus seguidores. En todo momento, Ludwig busca interactuar y charlas con quienes lo están viendo.

Respecto al dinero que está facturando, unos seguidores hicieron una hoja de cálculo que se actualiza automáticamente. Por su parte, Ludwig ha prometido que donará la mitad a organizaciones benéficas.

Fuente: Gizmodo